Agresión insospechada

Es una forma de violencia psicológica muy sutil y elaborada desde la disimulación, está oculta y es muy difícil de detectar. Muchos agresores la disfrazan de "atención, buenas intenciones, protección", etc.

Una forma de esta agesión es la que ejecutan las personas sobreprotectoras, sobre sus protegidos, ya que  los rodean de mimos, atenciones y cuidados, pero les impiden desarrollar autonomía como personas, no logran ejercer su derecho a la libertad, no pueden escapar de ese entorno artificial que fue creado para ellas. Todo esto puede que el protector lo haga con una buena intención, le quiere hacer la vida "más fácil" pero nunca termina de buena manera porque la víctima no logra desarrollarse de forma personal, ni logra enfrentar situaciones reales.